Congreso de Alimentos de la Agricultura Familiar y la Economía Social

3 y 4 de Octubre de 2023
Centro Provincial de Convenciones (CPC)
Paraná - Entre Ríos - Argentina

CAPÍTULO 1


CONTEXTO


Las economías regionales de cada una de las provincias de nuestro país suelen tener en la producción de la Agricultura Familiar (AF) un importante componente. Esta característica, que no solo predomina en las provincias poco industrializadas sino que ha ganado un importante espacio inclusive en las grandes productoras de alimentos, nos obliga a conformar ámbitos de discusión y consenso para otorgarle a este sector la formalidad y relevancia que necesita y merece.

La escasez y atomización de las normativas que rigen este tipo de producción es una de las murallas más notorias para el desarrollo de la AF, puesto que la recluyen en el rincón de la informalidad y esta exclusión disfrazada de falsa inocuidad trae como lógica consecuencia la profundización de la concentración del mercado de alimentos. Es necesario mencionar aquí que se han hecho avances en esta materia en base a luchas militantes de referentes de distintas partes de nuestro país, aunque la aplicabilidad de tales triunfos normativos es todavía difícil e incierto.

Por otro lado, el poco conocimiento de los trabajos de campo que realizan diversas instituciones, organismos provinciales y municipios respecto al agregado de valor en la elaboración de alimentos, la accesibilidad a alimentos saludables y a sistemas de comercialización, provoca que no puedan generalizarse o imitarse, quedando circunscriptos a pequeñísimas regiones.

FUNDAMENTOS


La necesidad de debate respecto a la implementación de normativas ya incorporadas al Código Alimentario Argentino (CAA) y los futuros desafíos respecto a diversas producciones aún no contenidas en dichas normas son suficiente excusa para provocar encuentros nacionales con multiplicidad de actores.

Por otro lado, los productores, los consumidores y el estado deben profundizar debates respecto a definiciones frente a la concentración desmedida del mercado de alimentos, que excede largamente la problemática de comercialización de productos de la Agricultura Familiar y la Economía Social, pensada y ejecutada como paliativo excepcional pero alejadas de la posibilidad de incidir en variables relacionadas con la accesibilidad de los alimentos.

También será útil discurrir sobre una conceptualización más sanitaria, porque se hace muy necesario consensuar y establecer la importancia de parámetros ambientales y nutricionales para los productos alimenticios de la procedencia que nos ocupa, en donde estos alimentos suelen caracterizarse por lograr mayores grados de calidad que sus pares con procesos industriales más complejos.

Finalmente, el hecho de sociabilizar conocimientos, experiencias y dificultades de cada región de nuestro país, sobre todo en el trabajo en terreno que las distintas instituciones y asociaciones realizan durante el acompañamiento sus emprendimientos productivos, es quizás el fundamento más el trascendente de un congreso de este tipo.